Te mostramos cuáles son los Beneficios de Utilizar Fajas:

1) Te sentirás más femenina y con una figura más estilizada y, por lo tanto, mucho más segura de ti misma 🙂

2) ¡Los vestidos ajustados te sentarán de cine!

3) Para post operaciones son ideales.

4) Después de intervenciones quirúrgicas las fajas ayudan a bajar las inflamaciones.

5) Ayudan a cicatrizar las heridas después de una intervención quirúrgica.

6) Después de dar a luz: Moldearás tu figura. Las fajas consiguen volver a estilizar tu figura ya que ayudan a que la piel vuelva a su sitio.

7) Durante el embarazo, existen fajas que funcionan súper bien para evitar el dolor de espalda y riñones gracias a la sujeción extra que aportan en el vientre.

8) ¿No te gustan las dietas o eres incapaz de seguirlas? ¡Pues las fajas reductoras se convertirán en tus mejores amigas! 🙂

9) Existen una gran variedad de tipos de fajas: para disminuir el abdomen, la cintura, los muslos…¡Para disminuir visualmente lo que necesites!

10) Existen fajas, que por su tejido y composición, ayudan a adelgazar mientras que te mueves y las llevas puestas.

Seguro que tu pregunta es… Pero, ¿Qué faja debo utilizar para mi caso en concreto? Puedes leer nuestro anterior Post «Cómo Conseguir que un vestido Super Ajustado te Siente Perfecto», donde te mostramos diferentes fajas para diferentes situaciones. Y si sigues con dudas, te invitamos a que contactes con nosotras :). También, muy pronto escribiremos un post con todos los tipos de fajas que existen y para qué sirve cada una de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *